Biodrago

Biodrago

MENÚ

- HABLEMOS DEL AGUA: del "Agua" en general, ...y del "Agua de Mar" especialmente. -

Miércoles 04 de Mayo de 2016. PUBLICADO POR S. Jorge Cruz Suárez

La vida nació y evolucionó en medio del agua durante millones de años antes de habitar la Tierra. La casi totalidad de nuestras células son agua hasta en un 70-95%, y viven rodeadas de agua. Entonces el agua es el origen y el medio en que vivimos los seres humanos y el resto de seres vivos en nuestro planeta y, todos, sin excepción, necesitamos del agua para la supervivencia. El agua puede ser sólida, líquida, o gaseosa; el agua puede ser continente o contenido; el agua puede ser vehículo de otros seres o sustancias que componen nuestra sangre; el agua es el solvente universal, puede contener nutrientes o las sustancias terapéuticas de las plantas medicinales; el agua puede incluso contener información, o memoria, es el caso de las diluciones de medicamentos homeopáticos; hay mucho escrito …y lo queda por escribir sobre el agua.

            En medicina naturista nos referimos al agua como medio para preservar o restablecer salud al tomarla como bebida y, no menos importante, el agua en baños o aplicaciones externas o hidroterapia:

Imagen noticia

 

El Agua de bebida y el Agua de mar

- Beber agua: si nuestras células son agua, y viven en agua, en medio del agua, en nuestro cuerpo, tienen lugar continuamente las infinitas reacciones bioquímicas que sostienen la vida; es totalmente obvio que la calidad y la cantidad del agua que tomamos estará directamente relacionada con nuestro potencial de salud. La mejor agua será la de lluvia, de manantiales y de baja mineralización. Tomar al menos un litro de agua a diario además de la contenida en los alimentos. Procurar tomar poca agua durante las comidas, pues diluye los jugos digestivos y dificulta la digestión.

- Beber agua de mar: es un valor añadido, ; contiene multitud de minerales, oligoelementos y sustancias biológicas en suspensión imposibles de reproducir artificialmente.

La llamada Agua de mar isotónica se prepara diluyendo una parte de agua de mar –de un lugar limpio- en tres partes de agua de manantial embotellada; se obtiene así una dilución de 9 gramos de sales por litro de agua, similar a la salinidad de nuestros líquidos corporales, una bebida isotónica excelente con muchas aplicaciones de salud: nutricional y reconstituyente, bebida para deportistas, digestiva, contra la acidez de estómago, laxante suave, alcalinizante, etc.

 

El Agua aplicada en baños o hidroterapia

            - La acción curativa del agua sobre la piel: no es valorada de manera suficiente por la práctica médica y, menos aún, por los necesitados de salud. La piel es en realidad un auténtico órgano en nuestro cuerpo que desempeña funciones esenciales para la vida, a saber: protección frente a agentes externos e infecciones, regulación de la temperatura corporal, síntesis de vitamina D, función sensorial, y funciones de eliminación de desechos metabólicos por lo que se la ha llamado el “tercer riñón”. El agua fría sobre la piel provoca una vasoconstricción inicial seguida de una saludable de vasodilatación reactiva que coincide con la descongestión por constricción de los vasos sanguíneos de nuestros órganos internos que se traduce en un estímulo eficaz de sus funciones. Tanto el agua fría como caliente es susceptible de ser utilizada en protocolos de hidroterapia para el tratamiento de muchos síntomas y enfermedades.

- Cura de endurecimiento mediante frotaciones y agua: se trata de una técnica clásica de la medicina naturista que desde más de veinte años he aconsejado a pacientes en mi consulta con excelentes resultados siempre que ha sido preciso estimular el sistema inmune, fortalecer nuestras propias defensas ante cualquier enfermedad.

Consiste en frotar el cuerpo unos tres minutos, con un paño gastado para los niños y con guante de crin los adultos , desde los pies hacia arriba, enérgicamente hasta obtener calor en la piel, luego igual desde las manos hacia los hombros, el estómago, el pecho y la espalda, también un poco el cuello y la nuca. Enseguida ducharse en agua caliente durante más o menos un minuto, para al final refrescar con agua fría en todo el cuerpo durante sólo unos quince segundos aproximado. Esto habrá provocado un estímulo de vasodilatación seguida de vasoconstricción de los vasos sanguíneos superficiales en la piel y la reacción consiguiente positiva y saludable a nivel de los órganos internos. De último secar bien, aplicar aceite de linaza sobre la piel y abrigar.

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en este sitio web. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.ACEPTARRECHAZAR